La primera revista digital del Motor.


https://www.motorcanario.com/articulos/index.asp?id=30423

Rallyes de Regularidad
La Clásica de Tenerife busca su inclusión en el Calendario Internacional.
Más de 120 coches recorrieron en noviembre los encantos naturales y patrimoniales de Tenerife, una treintena de ellos venidos con auténticas joyas del motor de países como Inglaterra y Bélgica. El éxito ha sido tal, que se trabaja en que sea una detacada cita en el calendario internacional de pruebas de clásicas y de regularidad.

 MotorCanario.com - Publicado el 24/enero/22
    Imprimir noticia.   Enviar noticia por correo electrnico.  

La vigésima edición de la Clásica de Tenerife, la más internacional de su historia, se desarrolló durante dos días el pasado mes de noviembre por las carreteras tinerfeñas, una cita anual donde se desempolvan auténticas reliquias del automovilismo europeo y mundial fabricadas entre los años 30 y los 70 y que se conservan como oro en paño en una isla que presume de tener una de las mejores colecciones de coches históricos de España.

La prueba, entre paseo y competición, la organiza desde hace veinte años el Real Automóvil Club de Tenerife (RACT) que, con 110 años de historia, ha permanecido fiel a sus principios, no solo de servicios al automovilista, sino al impulso y mantenimiento del automóvil con diversas acciones que contribuyen a ensalzar las evoluciones en el diseño, los avances tecnológicos y el extraordinario papel como conquista social y de ocio, con la implicación de su veterano presidente Juan Farizo y un póker de colaboradores imprescindibles para que todas la piezas encajaran a la perfección.

Su gran mérito ha sido concentrar en Tenerife a casi 30 equipos procedentes de otros países, sobre todo de Inglaterra y Bélgica, algunos de reconocido prestigio mundial, con algunas monturas históricas como un Bentley de 1929 igual al ganador de las 24 Horas de Le Mans o el Chevrolet Fangio Coupé (1938) en el que participó como navegante Mario Illien, responsable técnico en proyectos de Mercedes en Fórmula 1 y Chevrolet en Indianapolis. Pero también destacaron marcas y modelos legendarios como Ferrari, Dino, Aston Martin, Jaguar, Daimler, Alfa Romeo, Porsche, Lancia, Lotus, Mercedes, Austin Healey, MG, Triumph, Volvo, Ford, Sunbeam, Kougar y Bizzarrini.

Una Clásica que sirvió para descubrir en algunos casos y comprobar en la mayoría, los encantos de Tenerife, visitando sobre el asfalto espacios naturales como el Parque Rural de Anaga o el impresionante Parque Nacional del Teide, lugares Patrimonio de la Humanidad como La Laguna o la zona turística más moderna de Canarias como Costa Adeje o Arona, sin olvidar la salida y llegada desde el parque Garcia Sanabria, en la capital Santa Cruz de Tenerife.

Además de valorar la tecnología de elegantes vehículos de las décadas de los años 30, 40, 50 y 60, la filosofía de los organizadores también consistió en comparar la evolución registrada en los deportivos desde los 70 hasta la actualidad, en una categoría denominada "Tributo", con la presencia de vehículos de la talla de los Ferrari F40, F50 y Pista o McLaren MP4/12C.

Un auténtico lujo y una demostración de la conexión que Tenerife y Canarias ha tenido con Inglaterra, de donde son la mayoría de los modelos que recorrieron las carreteras de la Isla para no olvidar la historia y para orgullo de aquellos restauradores que mantienen vivo el espíritu de la Clásica, una prueba que desde ya va a integrarse, en el calendario internacional, y en eso se va a empeñar el veterano Juan Farizo Martínez de la Peña.

Prohibida la reproduccin total o parcial sin el consentimiento expreso y por escrito del medio.
Copyright 2001-2018, MotorCanario.com - Marca registrada