USO DE COOKIES
UTILIZAMOS COOKIES PROPIAS Y DE TERCEROS PARA MEJORAR EL SERVICIO Y MOSTRARLE PUBLICIDAD RELACIONADA CON SUS PREFERENCIAS MEDIANTE EL ANÁLISIS DE HÁBITOS DE NAVEGACIÓN.
SI CONTINÚA NAVEGANDO, CONSIDERAMOS QUE ACEPTA SU USO. PUEDE OBTENER MÁS INFORMACIÓN, O BIEN CONOCER CÓMO CAMBIAR LA CONFIGURACIÓN, EN NUESTRA POLÍTICA DE COOKIES
Aceptar Uso de Cookies
Mercado - Ante el lanzamiento del nuevo Astra ST.
Sesenta años de Station Wagon en Opel.
El próximo lanzamiento del compacto wagon de Opel, el Astra Sports Tourer, supone una buena oportunidad para recordar la sensación que Opel provocó en Europa cuando lanzó el Olympia Rekord Caravan en 1953.
MotorCanario.com - Publicado el 15/07/10
Imprimir noticia.  Enviar noticia por correo electrónico.
Ampliar fotografía 

Durante cerca de seis décadas, Opel ha fabricado station wagon en Europa con éxito, especialmente en el segmento compacto donde el Kadett y el Astra Caravan han sido consistentemente líderes de ventas en el continente.

Desde el principio de la historia del Automóvil, hubo una clara distinción entre los vehículos de trabajo y los vehículos para el transporte de personas, mucho más refinados y confortables. La mayoría de los usos cotidianos que hacen tan importantes a los station wagon hoy, simplemente no se daban entonces: No había necesidad de cargar la compra de la semana en un coche; no había tablas de surf que meter en el maletero para el fin de semana en la playa. Antes de mediados de los años 30, los equipajes de los viajeros ni siquiera cohabitaban con los pasajeros en el habitáculo del coche; generalmente, el equipaje se empaquetaba en sólidas cajas que se fijaban a rejillas no fijas en la parte trasera o en los reposapiés exteriores.

Todo comenzó en América.

Cuando la pequeña compañía norteamericana Hudson presentó su nuevo Terraplane Staion Wagon en diciembre de 1936, poca gente adivinó que este nuevo tipo de vehículo cambiaría la forma de viajar de la sociedad, por vacaciones, viajes de negocios o simplemente transporte de familiares. En aquel momento, simplemente se veía como uno de los muchos diseños híbridos que estaba a medio camino entre las proporciones tradicionales de un sedan y las de un vehículo de reparto.

Todavía el Terraplane, con su carrocería panelada en madera y el gran portón trasero, fue la primera realización del concepto de station wagon, y el primero en producirse en grandes cantidades. Desafortunadamente, la idea nunca llegó a ser un éxito comercial hasta después de la Segunda Guerra Mundial, en gran medida, porque simplemente no había demanda de vehículos multipropósito de gran tamaño.

Esto cambió a mediados de los 40, con el crecimiento de la clase media, fundamentalmente compuesta por comerciantes independientes, representantes de ventas y artesanos que necesitaban vehículos para sus negocios pero no podían permitirse otro coche diferente para sus familias. Todos los fabricantes norteamericanos empezaron a construir station wagon. Sin embargo, al principio subcontrataban la fabricación de las carrocerías a pequeños proveedores, en gran medida porque todo el tiempo que consumía la fabricación de pequeñas series, hacía que no mereciera la pena de otra forma.

Los pequeños, y frecuentemente artesanales, carroceros fabricaron carrocerías especiales para los station wagon en madera o en una combinación de acero y madera. Aunque las carrocerías de los primeros station wagon americanos (conocidos como “woodies”) hoy se reconocen como particularmente atractivos, fueron, de hecho, una solución para cubrir el expediente. Los carroceros utilizaban madera porque procesar el acero era mucho más complicado.

Cuando la demanda de estos vehículos se empezó a incrementar de forma constante, los principales fabricantes estadounidenses tomaron la producción con fabricación en acero- que frecuentemente panelaban en imitación madera, lo que ayudaba a diferenciarlos de los vehículos de reparto puros.

Popularizando el Station Wagon en Europa: Opel Olympia Rekord Caravan de 1953.

En Europa, la distinción entre vehículo de reparto y de pasajeros empezó a diluirs con la llegada de los vehículos de carrocería integral, pero solo con el inicio del Wirtschaftswunder, o milagro económico alemán de los 50.

Como en los Estados Unidos unos pocos años antes, el incremento de la clase media combinada con el baby-boom, creo una necesidad de una nueva clase de vehículos. Los Station Wagon proporcionaron una solución perfecta porque podía servir para el trabajo durante la semana y como coche de familia durante los fines de semana. Opel fue el primer fabricante alemán que identificó esta tendencia y ofreció un coche tan flexible.

En 1953, en el Salón Internacional de Frankfurt, Opel presentaba el primer station wagon netamente europeo: el Olympia Rekord, con su trasera de caja y sus ventanas en los laterales que se presentó junto a la versión sedán. Ambos compartían una carrocería flotante y una característica boca de tiburón, pero el station wagon estableció un nombre que se convertiría en sinónimo de un tipo de coche: “CarAvan”. De acuerdo con la leyenda, la combinación de las palabras “car” y “van” vino de una pregunta enrevesada: “Is this car a van?”.

En contraste con los vehículos de reparto convencionales, el Opel Olympia Rekord Caravan de 1953 se alejaba extravagantemente de los estándares de la época. “Con sólo unos pocos giros de la mano,” decía la publicidad de Opel, “y sin ningún esfuerzo, los respaldos de los asientos traseros se pueden abatir- el elegante, respetable Opel Caravan se ha convertido en un transportador de gran valor y genuina economía.”

El Station Wagon conquistó Europa, con una síntesis perfecta entre un elegante sedán de representación y un práctico vehículo comercial. En Alemania, la gente se refería a este nuevo concepto como un “caravan” o “kombi”, una abreviatura de “Kombinationsfahrzeug” – vehículo que combina atributos de dos categorías. En nuestros días, la gente de marketing lo denomina “cross-over flexible”.

De los wagon medios al compacto Kadett Caravan.

Cada vez más gente de todo tipo echaba el ojo al concepto station wagon, y Opel se aseguró de presentar una atractiva versión station wagon para cada nuevo modelo Opel. La marca produjo alrededor de 23.400 unidades de Caravan durante 1953 y 1954, más del 10% de las ventas de sedanes. En 1955, los wagon alcanzaron una proporción del 20% de las ventas: 24.000 wagon frente 107.000 sedanes.

Animados por el incremento de las ventas de station wagon en el segmento medio, Opel añadió una variante familiar a su primer compacto de la posguerra, el Kadett A de 1962. El asequible compacto Kadett A Caravan se presentó en marzo de 1963. Las ventas de este Caravan se catapultaron hasta conseguir que casi la mitad de las ventas de station wagon en Alemania eran fabricados por Opel. Cuando la producción del Kadett A terminó a finales de 1965, casi uno de cada cuatro eran station wagon en Europa, 125.000 de 500.000.

Con unas ruedas mayores que las de la versión sedan (6.00-12 en lugar de 5.50-12) y una suspensión reforzada, el Kadett Caravan podía transportar carga de 430 kilogramos, 100 kilogramos más que el sedan. Y eso sin contar el incremento notable del espacio. Su generosamente proporcionada área de carga, sacó los colores a algunos de sus competidores. Opel, también ofrecía un extra que supuso la primera piedra de los modernos monovolúmenes: en el área de carga podía instalarse un asiento adicional para niños, un dispositivo que bien podría considerarse un antecesor del Zafira.

Opel marca las tendencias para los station wagon de estilo de vida.

En 1970, Opel crea una nueva clase de station wagon que fue deliberadamente presentado como un coche puramente de familia y de actividades recreativas, eliminando toda su connotación de trabajo añadiendo acentos más deportivos y más orientados al tiempo libre.

Opel había dado la primera pincelada de este cambio en el Salón de Ginebra de 1968, con su estudio: “Commodore Voyage”: Este “Kombi” grande tenía una decoración exterior en madera recordando a los woodies americanos. Aunque nunca se llevó a producción, abrió una puerta a nuevos experimentos de diseño en el Opel Styling, el centro de diseño de la época. Los diseñadores trabajaron en varias opciones de wagon, a finales de los 60 y principios de los 70. Todos fueron apodados “Voyage” para resaltar su orientación al tiempo libre y su ejecución más lujosa. La suerte estaba echada, los tiempos habían cambiado y una nueva generación de wagon combinaba orgullosa espacio y lujo con grandes y luminosas ventanas.

El concepto llegó al mercado en 1970 con el Ascona Voyage, con un característico panel lateral en imitación madera. El nombre Voyage dejaba claro dónde estaban los station wagon: su vida como coche de representante de ventas había llegado a su fin, y Opel era, otra vez, el que marcaba la tendencia.

Los hechos probaron su visión: a principios de los 70, sólo el 30% de los compradores de wagon utilizaban su vehículo sólo como coche particular; a principios de los 90, más del 50% lo hacía. La gama Caravan, desde el Ascona Voyage, siempre incluyó una versión especialmente lujosa y deportiva, ofreciendo un vehículo multipropósito capaz de satisfacer todos los gustos y a todos los bolsillos.

Cabalgando en el lado salvaje.

Opel continuó marcando tendencias y llevó el concepto wagon hacia los motores más potentes y los vehículos de altas prestaciones en una categoría de precios superior. En 1989, instaló un motor de 204 CV, tres litros y seis cilindros en línea en el Omega Caravan 24v, construyendo así el wagon más rápido del mundo. Este fue otro concepto nuevo de Opel que ha inspirado a numerosos fabricantes desde entonces. En 1993, el concepto se aplicó al segmento compacto, con el Astra Caravan 16v; su motor 2.0 16v y 150 CV, la versión más potente de de station wagon en su segmento en ese momento. Ambos, el Omega y el Caravan fijaron los récords de su segmento. Además de las extraordinarias prestaciones, con velocidades máximas de alrededor de 240 km/h (Omega) y 200 km/h en el Astra, tuvieron las mayores capacidades de carga de sus segmentos.

Siguiendo esta tendencia, la siguiente generación Astra OPC Caravan lanzado en 2002 fue movido por un motor de 200 CV 2.0 turbo 16V Turbo, el mismo que se montaba en el Astra más deportivo de 3 puertas. Podía alcanzar los 231 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 7,8 segundos. El Insignia OPC Sports Tourer, presentado en 2009, dio un gran salto adelante en términos de dinamismo de conducción con incluso más potencia, un chasis electromecánico y un sistema de tracción integral adaptativo.

Cerrando el círculo – el Astra Sports Tourer combina deportividad con funcionalidad.

El nuevo Astra Sports Tourer, que se presentará en el Salón de París 2010, es la evolución natural de la especie: es un brillante y atractivo wagon que tiene una capacidad de carga amplia y una gran practicidad. Como en los primeros Caravan, permite a sus propietarios tener un solo coche, para el trabajo y la vida privada. Pero tiene toda la deportividad y el lujo que aparecieron en los wagon de Opel “Voyage” de los 80 con una ejecución contemporánea y una perfecta ejecución.

................................................................................................................................

COMENTARIOS   Aporta tu comentario

No hay comentarios, se tú el primero.

APORTAR TU COMENTARIO

 
Agradecemos que nos des tu punto de vista a cerca de este tema. Te rogamos, eso sí, que seas respetuoso en todo momento tanto con quienes te leerán como con este sitio. Ten en cuenta que tu comentario deberá ser validado para su publicación y que podrá ser censurado por el administrador en cualquier momento.
 

Escribe aquí tu comentario:

 
Apodo:

 

 

Publicidad

Más titulares
- Los Vehículos Eléctricos Nissan tendrán una ayuda de hasta 10.000€.
- Mazda2 Sport Red Edition: equipado al máximo.
- Alonso asegura que en 2018 irá a "un proyecto seguro".
- El nuevo Audi A8 estrenará una avanzada suspensión activa.
- Previa G.P. de Bakú: Hamilton intentará reanudar su remontada a Vettel.
- Audi se reafirma en su apuesta eléctrica al incorporar su segundo modelo.
- Tercer round para el equipo DISA Copi Sport en Haría.
- Volkswagen Arteon: artillería pesada alemana.
- Alfa Romeo celebra su 107 aniversario.
- Seis años consecutivos de éxitos del EcoBoost 1.0 Litros de Ford.
- Nace la Fundación Sergio Alonso.
- Tramo a tramo del III Rallye Comarca Norte de Gran Canaria.
- Éxito rotundo del III Encuentro Land Cruiser Canarias.
- BMW actualiza la Serie 2.
- Fiat recreará en Madrid los años 60 para homenajear a su modelo 500.
- El 1 de julio la velocidad en tierra regresa a San Miguel.
- Prepárate: el nuevo Volkswagen Polo está a punto de llegar.
- Francia y Alemania regresan al calendario de la F1 en 2018.
- Dura pero fructífera participación de Raúl Capdevila en el Slalom de ADEA.
- Así aplica Toyota su tecnología híbrida en la competición.
Más comentadas Últimos comentarios
Ayuda   |   MotorCanario como página de inicio   |   Regístrese   |   Pregúntenos  |   Contacto   |   Información legal
© Copyright 2001-2017 MotorCanario.com - Marca registrada - Todos los derechos reservados